5 de noviembre de 2010

Paraísos perdidos

Cogió aire y olio el  mar, se lleno de aire los pulmones y lanzo un leve suspiro que si más de uno lo hubiera escuchado y sentido, su piel se hubiera puesto de gallina. Miró de lado a lado, estaba sola, ante un paisaje maravilloso: aquel mar que había observado tantos momentos especiales y únicos. Pensativa recordaba cada uno de los paseos que había dado junto a el en aquella playa en la que dibujaron un corazón sobre la arena cálida y húmeda a la vez. Dudosa decidió volver a repetir el momento aunque esta vez fuera en solitario, tuvo el valor de volver a pintar un corazón con una X en el medio , donde el siempre decía :
- Ay es donde me atacas tú. No podría ser en un lateral casi rozando.. ¡NO! en pleno centro, de lleno...
De pronto una ola hizo que ese recuerdo se esfumara y que lo que había dibujado hace unos segundos desapareciera, como en la realidad.
Una lágrima se deslizo por su mejilla pasando por  uno de sus huecos que le salían al sonreír, en efecto, sonreía.
Ella sabia mejor que nadie que le había querido, que había deseado cada uno de sus minutos por estar con el, lo que supo tiempo después es que todo aquello no valía la pena, eran demasiadas incoherencias, desconfianzas ... resumiendo era una autentica perdida de tiempo y tiempo es algo que no sobra y como que no estamos para desperdiciarlo, ¿no?.

4 comentarios:

  1. Me gusta lo que escribes. Me pasaré más por aquí ;)

    Estás invitada a mi blog siempre que quieras
    www.arboldeluz.com

    besos blogosféricos!!

    ResponderEliminar
  2. tok tok, se puede??^^
    guauuu como mola tu blog no¿¿?:O

    Besitos de fresaaa``^^``

    ResponderEliminar
  3. Al menos siempre quedarán los buenos recuerdos (:

    ResponderEliminar
  4. El tiempo es algo que realmente no se puede desperdiciar. :)
    Me encanta como escribes!
    Pasate. Un beeesito :)

    ResponderEliminar

¡ G R A C I A S !